Calzado Sandy

Calzado Sandy

Últimas publicaciones

Etiquetas más populares

“Cuidando la piel de los niños bajo el sol”

“Cuidando la piel de los niños bajo el sol”

El sol tiene beneficios para el organismo siempre y cuando no lo tomemos en exceso o sin la protección adecuada ya que, de ser así puede causar daños en la piel.

Es importante controlar el tiempo en que los niños están expuestos al sol. Las radiaciones solares ahora son más agresivas que en el pasado, debido, a la contaminación que ha incrementado en estos últimos años.

Se aconseja no exponer al sol a los bebés menores de seis meses, porque su piel es más sensible y aún no está preparada para protegerse de las radiaciones solares.

A partir del sexto mes de vida pueden exponerse al sol, pero solo por poco tiempo y por supuesto, bien protegidos.

La crema solar ideal debe de proteger frente a los rayos UVA, UVB e infrarrojos, y además debe de ser resistente al agua, hipoalergénica y sin colorantes ni perfumes. De preferencia también debe incluir ingredientes calmantes y nutritivos, como la vitamina E y extractos de aloe vera y de avena.

 Entre más alto sea el factor de protección es mejor para proteger a tu bebé, si el pequeño tiene la piel sensible, necesita además llevar un gorro y una camiseta.

Para garantizar la eficacia del protector solar, hay que aplicar la crema en abundancia y al menos media hora antes de la exposición al sol. Para darle a la piel tiempo de absorberlo y de estar perfectamente protegida frente a las radiaciones solares.

¿En qué zonas del cuerpo hay que aplicar el protector solar?

La nuca, el cuello, los pómulos, la nariz, los hombros, la zona superior de los muslos, la planta de los pies y el empeine son las zonas más propensas a las quemaduras.

Como mínimo repetir la aplicación cada dos horas, antes incluso si el niño está haciendo mucho ejercicio o sudando, aunque la crema sea resistente al agua y de muy alta protección.

¿Cuál es la mejor hora para tomar el sol?

Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde. Hay que evitar las horas centrales del día: entre las 11 y las 4 de la tarde, que es cuando los rayos son más peligrosos.

0 Comentario